Hernia inguinal qué y cómo reconocerla

Hernia inguinal: ¿qué es?

Cuando la integridad de la región inguinal se ve comprometida por un defecto estructural, el contenido abdominal tiende a salirse de su ubicación natural, dando lugar a lo que se conoce como hernia.

Según la estructura anatómica implicada, podemos dividir las hernias inguinales en directas e indirectas (también llamadas oblicuas externas).

La hernia inguinal suele comenzar en un lado, pero es muy común que el lado contralateral desarrolle la afección en un tiempo más corto o más largo. No es infrecuente encontrar la presencia simultánea de hernia inguinal bilateral y hernia umbilical.

La hernia inguinal no puede curarse espontáneamente porque las fibras del tejido conjuntivo afectadas por la patología no tienen ninguna posibilidad de regenerarse. Partiendo de este principio, el entrenamiento físico no puede en ningún caso eliminar la patología y a veces puede agravarla.

El proceso de agravamiento en el tiempo es una constante y los riesgos de que la afección se complique en una herniaestrangulada suelen ser más que gigantescos.

Por lo tanto, tarde o temprano es necesario considerar la cirugía para volver a la seguridad y la resolución.

Hernia inguinal: cómo reconocerla

A menudo, durante el esfuerzo se produce un ardor repentino o una sensación de pesadez en la ingle. Este inicio puede ir seguido de una sensación de hinchazón y dolor durante los días siguientes y, en algunos casos, el dolor puede irradiarse al testículo o a la cara interna del muslo.

El fenómeno puede remitir posteriormente y dejar de aparecer durante varios meses, pero en realidad el defecto anatómico permanece y se agrava con el tiempo. A medida que la enfermedad avanza, el saco herniario se expande cada vez más.

El paciente lo percibe como una inflamación, hinchazón oasimetría de la ingle.

La deformidad que se crea suele ser visiblemente variable con el aumento de la presión abdominal, el esfuerzo físico o la permanencia de pie durante mucho tiempo.

Con frecuencia, debido a que los síntomas son tan soportables, los enfermos de hernia inguinal desarrollan la creencia (errónea) de que es posible vivir con la enfermedad.

Con el paso del tiempo, también pueden aparecer una serie de manifestaciones que, por lo general, no están directamente relacionadas con la enfermedad, pero que a veces forman parte de ella.

La dificultad para ir al baño, las náuseas, los vómitos o el dolor abdominal son signos de malestar intestinal, que pueden ser el preludio de una estenosis herniaria.

Por último, en casos aún más insidiosos, el cuello de botella de la hernia puede llegar de improviso y sin previo aviso.

Una hernia estrangulada se define como el compromiso irreversible del intestino en el defecto herniario y su eventual necrosis, lo que hace que se pase de una operación de reparación planificada y mínimamente invasiva a una operación mayor de urgencia.

MILANO
Via Michelangelo Buonarroti 48 20145 Milano MI
ROMA
Via Aurelia, 559 00165 Roma RM
CÔTE D’AZUR
8 Avenue Camille Blanc 06240 Beausoleil, Francia
LONDRA
DUBAI

La técnica más moderna en las manos más experimentadas. El Dr. Antonio Darecchio tiene el mayor historial de casos internacionales en reconstrucción robótica para diástasis de rectos abdominales. ¡Vea la belleza de los resultados!

Resultados