Diástasis abdominal: intervenciones y técnicas

Introducción

Las intervenciones para tratar el diástasis abdominal tienen como objetivo acercar los músculos rectos y luego realinearlos en la línea media del abdomen, permitiéndoles funcionar correctamente y restaurando su función de contención.

Para conseguirlo en los distintos periodos históricos, se han propuesto numerosos enfoques, teniendo en cuenta no sólo el ideal anatómico sino también el instrumental disponible y las posibilidades técnicas de la época.

Para clasificar las distintas técnicas, es necesario describir las características estructurales, así como la vía de acceso (incisiones externas grandes o pequeñas), el plano anatómico de trabajo y, por último, los instrumentos/materiales utilizados.

Técnicas de reconstrucción:

Técnicas transabdominales-preperitoneales

La técnica robótica transabdominal preperitoneal (R-TAPP) es nuestra técnica preferida por sus resultados. Se realiza a través de pequeñas vías de acceso y se coloca en la penúltima capa de la pared abdominal, un espacio denominado preperitoneal.

No requiere disecciones extensas, por lo que no se necesitan tubos de grabado Dr. Se consigue una alineación muy anatómica de los músculos rectos.

Si, en base a las características del tejido, hay indicación de colocar una red, ésta se colocará en el plano preperitoneal, resultando una zona segura que evita el contacto con el intestino.

Debido a la especial ubicación de la malla, no se requiere ningún dispositivo de fijación; se utilizan mallas ligeras, autofijables y parcialmente reabsorbibles.

Estos procedimientos se realizan bajo anestesia general, como todas las demás técnicas.

Para llevar a cabo estas operaciones, se requiere tanto instrumentación robótica como un equipo específico y realmente cualificado.

Técnicas frontales

Durante la abdominoplastia (tummytuck) se pueden realizar técnicas que abordan la pared abdominal en sentido anterior, a través de las grandes incisiones típicas de la intervención.

O como se ha propuesto más recientemente en el interior, con pequeñas vías de acceso endoscópico.

En ambos casos, sin embargo, es necesaria una amplia disección del panículo adiposo para exponer la superficie músculo-tendinosa anterior. A continuación, se realiza una sutura por vía anterior de los músculos rectos de forma manual o endoscópica.

El ombligo tieneque ser desenganchado y se colocan tubos de refuerzo que se mantienen durante un periodo variable en el postoperatorio. Puede colocarse una malla de refuerzo que debe asegurarse con suturas o anclajes (llamados tucks) si la operación se realiza por vía endoscópica.

Esta malla se coloca en un plano bastante superficial, y aunque no hay peligro de que entre en contacto con el intestino, en algunas condiciones (sobre todo en pacientes muy delgados) puede estar muy cerca de la piel. Estas técnicas requieren anestesia general en todas sus variantes.

Técnicas endoabdominales posteriores

El abordaje de los músculos rectos se realiza por completo en la cavidad abdominal, a través de una sutura en la parte posterior de la pared abdominal.

Finalmente, la malla se coloca dentro de la cavidad abdominal.

Esta red debe fijarse con unos anclajes especiales llamados "tucks" (los "tucks" son medios de fijación de las redes hechos con espirales o anclajes de diversos materiales metálicos, plásticos o poliméricos).

Inevitablemente, en todas las variantes de estas técnicas, una vez completada la reconstrucción, un lado de la red contacto directo con el intestino, así como parte de los anclajes de fijación..

Todas estas operaciones requieren anestesia general en todas sus variantes.

MILANO
Via Michelangelo Buonarroti 48 20145 Milano MI
ROMA
Via Aurelia, 559 00165 Roma RM
CÔTE D’AZUR
8 Avenue Camille Blanc 06240 Beausoleil, Francia
LONDRA
DUBAI

La técnica más moderna en las manos más experimentadas. El Dr. Antonio Darecchio tiene el mayor historial de casos internacionales en reconstrucción robótica para diástasis de rectos abdominales. ¡Vea la belleza de los resultados!

Resultados